Make your own free website on Tripod.com
JORGE ELIÉCER PARDO COMENTARIOS

 

 

El Jardín de las Weismann:
Jorge Eliécer Pardo y la otra violencia

Por Jacques Gilard
Traductor y crítico francés

Algunas trampas ofrece el primer capítulo de El Jardín de las Weismann y, una de ellas, es su longitud ócomparado con los demásó en donde se abren pistas contradictorias y engañosas. Lo más engañoso quizás radique en la anécdota que cierra ese capítulo inicial: una anécdota de tipo realista, típica de una veta conocida de sobra en la narrativa colombiana. Y cuando un escritor colombiano nos cuenta una historia por donde cruzan las botas, las órdenes mortíferas y los disparos de un sargento matón (el recurrente Peñaranda de sus cuentos), recorrida además por la fantasmal volqueta nocturna que arroja al río su cargamento de cadáveres, es inevitable pensar que se está ante una novela de la violencia colombiana. Si bien por motivos generacionales hay que suponer, igualmente, que el libro no incurre en los facilismos truculentos de esos relatos que fueron surgiendo en caliente hace unos treinta y cinco años.

Ante El Jardín de las Weismann se hace evidente que fueron sorteados los consabidos escollos: Jorge Eliécer Pardo es de los que decanta las cosas y alcanzan la esencia del fenómeno histórico; y quizás lo haga más que otros, hasta el punto que el lector llega a sospechar que El Jardín de las Weismann no es una novela de o sobre la violencia colombiana sino una poética evocación a la violencia en general. Salvando distancias, el libro obliga a recordar la película de Griffith, Intolerancias.

Seis hombres una mujer: la revolución perdida

Por: Eugenia Muñoz

En Seis hombres, una mujer, Jorge Eliécer Pardo expresa la conciencia crítica que refleja la realidad de una “revolución perdida” ya que de sus participantes, unos murieron luchando, o desaparecieron sin rastro alguno, otros se rendieron asimilándose al “falso poder” y otros -que según esta novela- constituyeron la peor respuesta a los ideales revolucionarios de su generación, fueron débiles para participar activamente y terminaron por vender su vida, sus aspiraciones y sus motivaciones íntimas más genuinas, al servicio de la burocracia y del sistema político contra el cual luchaban las clases menos favorecidas, los universitarios, los intelectuales, literatos y libre pensadores.

Por: Ollie O. Oviedo

Traducción y prácticas teóricas editoriales y la novela Irene

La traducción del español al inglés de Irene de Jorge Eliécer Pardo es una recontextualización del texto original. Esta versión inglesa llega en un momento en que los lectores hablantes del inglés tienen aún mayor acceso a obras de diversas lenguas traducidas al inglés, incluso traducciones del ruso y las lenguas habladas en la Europa Oriental. Con la popularidad, en los Estados Unidos y Europa, de la literatura y de las artes plásticas de Latinoamérica la versión inglesa de Irene acentúa el encanto de la novela desde sus años de exitosa publicación en Colombia, como un Best Seller, por Plaza y Janés en 1986; luego por Pijao Editores en 1994, y por Sigma Editores en 1997. Por lo tanto, no debe sorprender que el autor haya sido elogiado por su novela histórica, Le jardín de las Weisman, la cual ha tenido siete ediciones en español, además de la serie para la Televisión Colombiana que la novela inspiró, y la edición en francés, Le jardin des Weismann. Asimismo, la Antología del cuento colombiano del autor, también ha sido traducida al francés.